Mi Buceo - Comparador de Precios

Buceo Técnico, sus materiales, técnicas y diferencias

El submarinismo es una de las disciplinas más comunes cuando se trata de conocer en profundidad las aguas. Quienes lo practican coinciden en que es una forma diferente, original y divertida de sumergirse. Hay personas que lo hacen para pasar el tiempo, pero otros con el fin de convertirse en expertos.

El que ha sido notorio en los últimos tiempos es el buceo técnico, una rama del submarinismo cada vez más habitual. Continúa leyendo y de esta forma conoce todo sobre el buceo técnico. Desde sus comienzos, sus modalidades y la forma en cómo lo practican las personas de manera detallada.Buceo Técnico

Orígenes y comienzos

La práctica de sumergirse en las aguas data de millones de años, pero esta actividad ha evolucionado con el tiempo. La disciplina se ajusta a la realidad de cada momento, por ello el buceo va agregando nuevas características. Estas dependen de la relación del hombre con la naturaleza y los animales acuáticos.

Pero el buceo técnico es una de las rutinas que nació desde el siglo pasado, específicamente en los años 70. Hasta ese momento los buzos sentían que tenían demasiadas limitantes al instante en que realizaban la actividad. Sobre todo, en los implementos que utilizaban y la manera de desarrollarse.

Ante esto un grupo de practicantes decidió romper con todas esas limitantes y meterse en zonas poco probables. De esta forma comenzaron a experimentar nuevas opciones de lugares que antes no podían o no tenían conocimiento. Evidentemente con ello la forma de sumergirse cambió desde allí.

¿Qué es el buceo técnico?

El buceo técnico se convirtió en el submarinismo de profundidad precisamente por la manera de implementarlo. Porque las personas llegaban a lo más hondo buscando otras aventuras. Para ello, se modificaron la preparación, los pasos para iniciar y el acondicionamiento. Años después, se le dio el nombre como se le conoce en la actualidad.

Al tratarse de una actividad un poco más arriesgada, se requiere de por sí un plan más concreto. Es decir, si vas a planificar una inmersión de esta categoría tienes que realizar un plan. Debes estar en condiciones adecuadas y tener un entrenamiento previo para sumergirte.

Puedes hacer el buceo profundo para fotografiar esos animales acuáticos que con la inmersión normal no puedes. Pero ten en cuenta que al aplicarlo requerirás de mucha paciencia y tienes muchos riesgos que correr. Si te preparas adecuadamente no debes temer.

Técnicas para practicarlo

Las técnicas para el también llamado buceo profundo son básicamente el uso de diferentes gases respirables. Empecemos por lo básico. El aire respirable contiene un 21% de oxígeno, un 78% de nitrógeno y un 1% de otros gases. Cuando estamos en la superficie, nuestro cuerpo es capaz de procesar el nitrógeno presente en el aire y desprenderse de él. Bajo mayor presión (cuando estamos sumergido el agua ejerce presión sobre nuestro cuerpo, a mayor profundidad, mayor presión) el cuerpo tiende a acumular el nitrógeno, ya que no es capaz de liberarlo al mismo ritmo que lo hace en superficie.

La acumulación de nitrógeno se produce en forma de microburbujas en la sangre. Para alcanzar mayores profundidades, hay que disminuir la cantidad de nitrógeno que acumulamos, o bien, planificar que su liberación durante el ascenso sea la adecuada.

Para una menor acumulación de nitrógeno en el cuerpo, el buceo técnico se sirve de otros gases para sustituir el nitrógeno, como una mayor cantidad de oxígeno o el helio. A estas combinaciones se les conoce cono NITROX (combinación de oxígeno diferente a la del aire) o TRIMIX (oxígeno, helio y nitrógeno).

En este punto es donde los buceadores técnicos tienen que tener un amplio conocimiento del comportamiento de los gases en el cuerpo y su liberación, para planificar adecuadamente la inmersión y el retorno a la superficie. De esta forma, aseguran que tanto la acumulación de nitrógeno, como su liberación en el ascenso sea la adecuada. Hay manuales, protocolos y normas en general que deben seguir para evitar problemas o cualquier accidente.

También contamos con equipos de circuito cerrado, llamados REBREATHER. Estos aparatos (sobre los 5000€), además de no generar burbujas, reciclan el aire que exhalamos y además, mantienen las proporciones del gas respirado de forma ideal para la profundidad a la que te encuentras. Es como un mezclador de gases personalizado en nuestra espalda (dicho de forma sencilla, la verdad que es hablar de estos equipos da para un artículo entero).

Otro punto importante de este tipo de buceo es ir añadiendo niveles poco a poco, a medida que aumenta tu experiencia. No es recomendable que comiences de una vez con este hábito sin tener un conocimiento. Para ello fórmate con profesionales en la materia quienes te ayudarán a entender mejor como aventurarte.

Además, no olvides tu condición física porque tienes que estar de manera óptima para la ejecución del mismo. El esfuerzo incluye horas de entrenamiento, buena alimentación y hacer otros deportes debido a que no requerirás de mucha energía. Dedícale tiempo si deseas ver buenos resultados en dicha actividad.

Modalidades

Existen modalidades que se han implementado para el buceo profundo con el fin de que se efectúe correctamente. Hay aquellos que emplean el uso del trimix que es un gas respirable conformado por otros elementos químicos. Es el que más se utiliza para este tipo de submarinismo por ser el que funciona en grandes profundidades.

El buceo técnico igualmente se le reconoce como especializado por todos los métodos que hay que utilizar. Se encuentra también el helio, que ya hemos mencionado, y que es un gas inodoro. Su empleo es necesario porque como buzo necesitas mantenerte, por eso cada elemento es importante.

Por otro lado, se encuentra el buceo en gruta que es parte de esta clase de submarinismo. Lo debes incluir en este esquema debido a que las grutas están ubicadas en zonas poco accesibles. Hay profesionales que se dedican exclusivamente a hondear en las cuevas más remotas posibles.

Diferencias con el profesional

Otro tipo de buceo es el profesional que es muy diferente del técnico, es indispensable que sepas diferenciarlos. El primero se caracteriza porque se usa para un fin concreto, es decir para trabajar sobre algo en las aguas. Se utiliza bien sea por limpieza, mantenimiento de los espacios o arreglos internos. En algunos casos requiere de las técnicas empleadas en el buceo técnico para llevar a cabo el mismo.

Muchas personas se dedican a esto de forma profesional, no por disfrutar o por placer, sino como trabajo. Además, los requieren en áreas donde existen grandes cantidades de agua para atracción. Aunque también se necesita de una preparación.

En cambio, el buceo profundo lo puedes practicar cuando quieras (siempre con la debida preparación)  y experimentar aventuras sin límites. No es un trabajo, sino que va más allá y se aplican metodologías exclusivas para llegar al interior del agua. A estos buceadores, en cambio, les interesa aprender e instruirse constantemente para mejorar.

Comparación con el recreativo

La otra categoría no menos importante es la de recreación, en la cual los buzos lo realizan para esparcimiento. Igualmente, tiene muchas desigualdades con respecto al técnico. Lo principal son las zonas donde se practican cada uno de ellos, uno es hondo y el otro es somero.

Aunque ambos utilizan paisajes increíbles, la gran diferencia está en los métodos y equipos con que se ejecutan y las profundidades que se manejan. En el de profundidad el entrenamiento es más extenso que en el de recreación porque los riesgos son diversos. En cuanto a costo, herramientas y equipos también son distintos.

Cursos especializados

En la actualidad existen muchas academias que brindan cursos especializados en esta rama. Las escuelas en este sentido, han crecido y lo mejor es que usan las herramientas adecuadas. Incluyen a profesores que han tenido experiencia en dicha área.

Es preferible que vayas a una de ellas con el propósito de conocer la manera en que te puedes desenvolver. Jamás será recomendable que te sumerjas en las profundidades sin un aval o certificado de un ente autorizado. Los riesgos serán enormes y no lo disfrutarás.

Conclusión

El buceo en todas sus ramas es fascinante, pero en cada una de ellas requiere formación. Puedes realizar un bautismo de buceo sin tener ninguna experiencia, lo cual te ayudará a descubrir el mundo subacuático. Si quieres ir mas allá, debes formarte gradualmente y siempre bucear bajo el límite de tu experiencia.

 

5/5 (2 Reviews)
Contacto | Quienes somos | Política de Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal
Los precios y la disponibilidad de los productos de Amazon y otras tiendas pueden ser distintos a los publicados.